Home / Marihuana / Cannabis medicinal, una ayuda para paliar los efectos secundarios de la quimioterapia

Cannabis medicinal, una ayuda para paliar los efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia, uno de los principales tratamientos contra el cáncer, es tan agresiva con el cuerpo humano que puede provocar graves molestias a los pacientes. Las náuseas, los vómitos, el dolor de cabeza o muscular, así como la depresión o la dificultad para conciliar el sueño son algunos de sus posibles efectos secundarios. Los compuestos de la marihuana han demostrado ser útiles para paliar muchas de estas consecuencias, que disminuyen la calidad de vida de los enfermos. Te explicamos cómo lo hacen.

Una de las estrategias utilizadas para tratar una enfermedad tan agresiva como el cáncer consiste en la introducción en el cuerpo, ya sea oralmente o por vía intravenosa, de una alta dosis de potentes químicos. Por su naturaleza, a este tipo de tratamiento se le conoce como quimioterapia, y puede incluir más de un centenar de sustancias diferentes que se encargan de evitar que las células tumorales continúen su desarrollo acelerado y, por tanto, que los tumores se extiendan.

Desgraciadamente, además de por sus resultados, a este tratamiento se le conoce por los numerosos efectos secundarios que produce y que merman la calidad de vida de quienes lo reciben. Las desagradables consecuencias se deben a que los fármacos no solo atacan a las células enfermas, sino también muchas veces a las sanas, causando vómitos, náuseas, problemas digestivos o intestinales, pérdida de apetito, dolores musculares o de las articulaciones, fatiga y dificultad para respirar, entre otras posibles secuelas, dependiendo del tipo de cáncer y su terapia.

En estas circunstancias, el cannabis medicinal se presenta como una opción cada vez más utilizada en todo el mundo para aliviar los efectos secundarios de la quimioterapia. Por eso se han realizado numerosos ensayos en los últimos años, con el fin de demostrar científicamente su efectividad para combatir diferentes signos y problemas asociados a este tratamiento contra el cáncer.

quimioterapia marihuana efectos

Las molestas náuseas y vómitos

Uno de los últimos estudios en este campo es el que llevan a cabo desde finales del año pasado en la Universidad de Sídney (Australia). Es “el ensayo más extenso y definitivo del mundo hasta la fecha sobre cannabis medicinal para la prevención de las náuseas y los vómitos provocados por la quimioterapia”, ha explicado el oncólogo Peter Grimison, líder del proyecto financiado por el gobierno de Nueva Gales del Sur, uno de los estados australianos implicados.

Los 300 pacientes que participan en la investigación recibirán píldoras que contienen la misma proporción de THC y de CBD, los dos principales compuestos activos presentes en la marihuana. Esta estrategia se basa en la de un estudio anterior realizado en España, en el que se suministró a los participantes un espray con un fármaco derivado del cannabis con la misma cantidad de ambos químicos. Sus resultados fueron muy positivos, pues los enfermos, que recibían quimioterapia, experimentaron una reducción de las náuseas y los vómitos provocados por el tratamiento. Concretamente, el número de pacientes que los sufrían disminuyó en un 50 %.

Las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia se deben a compuestos como el cisplantino (presente en estos cócteles químicos), que causan la producción excesiva de la hormona serotonina en un tipo de células especializadas del tracto gastrointestinal. Las altas concentraciones de esta hormona irritan la mucosa y estimulan el nervio vago neurálgico, el nervio principal que controla el tracto digestivo. Una vez recibe la señal química, este nervio envía un mensaje el cerebro para activar el área responsable de los movimientos involuntarios característicos de las náuseas y vómitos. Los cannabinoides evitan este proceso al unirse a los receptores del tracto digestivo y bloquear así la acción del exceso de serotonina.

Aunque los nuevos ensayos, como el que se lleva a cabo en Australia, intentan mejorar la efectividad del cannabis medicinal y encontrar una dosis adecuada para los fármacos, ya existen medicamentos, como el Marinol (una píldora con THC), aprobados por la FDA estadounidense para tratar los vómitos y náuseas provocadas por la quimioterapia.

cancer marihuana efectos

Un remedio contra la pérdida de apetito

Además de los síntomas descritos anteriormente, otra de las consecuencias más comunes de la quimioterapia es la pérdida de apetito. Si este efecto se alarga en el tiempo puede provocar una bajada desmedida de peso que afecte gravemente a la salud de los enfermos, incrementando aún más la fatiga que pudieran sentir.

Este proceso se debe a que los químicos presentes en este agresivo tratamiento afectan a la producción de ghrelina, una hormona sintetizada en el estómago que regula el metabolismo energético y controla la sensación de hambre en el cerebro. Normalmente, los niveles de esta molécula aumentan antes de las comidas y disminuyen después de habernos saciado, pero su concentración se ve alterada por la quimioterapia.

Distintos estudios han demostrado que el THC del cannabis contribuye a estimular el apetito de los pacientes que reciben estos fármacos contra el cáncer. Los autores de uno de estos trabajos, un equipo de científicos canadienses, apuntaron además que las personas que tomaban medicamentos con tetrahidrocannabinol aseguraban que los alimentos sabían mejor.

El efecto positivo de este compuesto de la marihuana se debe a que provoca un efecto similar al de la ghrelina. El THC aumenta la producción de otra enzima (la denominada AMP) en el hipotálamo, normalmente activada por la ghrelina, que interviene en la regulación metabólica y energética del cuerpo y estimula al cerebro para que tengamos sensación de hambre.

Problemas intestinales

La quimioterapia puede alterar no solo el proceso que regula la ingesta de alimento, sino también los movimientos intestinales que contribuyen a terminar la digestión y eliminar las sustancias de deshecho del cuerpo. Así, tanto el estreñimiento como la diarrea son dos posibles consecuencias de la quimioterapia o un síntoma de la propia enfermedad. Si los episodios de diarrea se repiten y mantienen en el tiempo, contribuyen a empeorar el estado de salud del paciente, provocando deshidratación, pérdida de peso, dolores abdominales o fiebre.

Los cannabinoides contribuyen a aliviar estos molestos problemas intestinales. Se ha comprobado principalmente en el caso del THC, que se une a los receptores de tipo CB1 en el tracto digestivo, favoreciendo la regulación de los movimientos del intestino y la eliminación de agua y otras secreciones. Los compuestos del cannabis ayudan asimismo a reducir la inflamación intestinal, otro de los factores que pueden provocar diarrea.

Un analgésico natural

El dolor de cabeza y en articulaciones, músculos y estómago es otro de los efectos más habituales de la quimioterapia. Este tipo de molestias se produce principalmente por la inflamación que los fármacos producen en distintas partes del cuerpo, aunque también puede deberse a algún tipo de lesión o úlcera en las mucosas, los recubrimientos internos de distintos conductos y órganos.

El poder analgésico de los compuestos del cannabis se ha comprobado en diferentes enfermedades que provocan dolor, pues tienen la capacidad de disminuir la inflamación que lo causa. Así, tanto el CBD como el THC regulan esta reacción de los tejidos, al inhibir la respuesta de las células del sistema inmune que provocan la inflamación.

Una ayuda para la mente

Pero más allá del dolor físico, los pacientes que reciben quimioterapia pueden experimentar sufrimiento psicológico en forma de depresión o ansiedad. Aunque no afectan igual a todas las personas, los químicos de la marihuana han demostrado ser efectivos para paliar estos trastornos en algunas situaciones. Esto se debe a que los cannabinoides de la planta actúan sobre el sistema endocannabinoide del organismo, encargado de regular el estado de ánimo, las emociones y en la percepción subjetiva del entorno.

Por otro lado, los compuestos del cannabis provocan una sensación de sosiego que contribuye a disminuir la ansiedad y el desánimo. También ayudan a conciliar el sueño, que puede verse trastornado como consecuencia de las sustancias presentes en los cócteles de quimioterapia. Si los pacientes duermen mejor y durante un tiempo suficiente, se sentirán más descansados durante el día y experimentarán menos fatiga.

Aparte de los anteriores, la marihuana terapéutica puede ayudar a aliviar otros síntomas menos comunes, como las disfunciones sexuales (la medicina tradicional india lleva siglos usando el cannabis como afrodisíaco), los picores e irritación en la piel y la hinchazón de manos o pies que los pacientes pueden sufrir.

A pesar de que la marihuana y los fármacos derivados de sus compuestos ya suponen una ayuda para que los enfermos que reciben quimioterapia puedan sobrellevar mejor estos síntomas, nuevos estudios científicos contribuirán a encontrar otros usos y a determinar la mejor forma de administrar la planta y los medicamentos fabricados a partir de ella. Eso sí, lo más aconsejable a la hora de aprovechar los efectos positivos del cannabis es utilizarlo bajo una estricta supervisión médica.

Más sobre el cannabis medicinal:

El CBD de la marihuana mata las células malignas del cáncer de mama

La marihuana y los cannabinoides, “el futuro del tratamiento contra el cáncer”

¿Qué es el CBD?

Fuente Dinafem

Sobre @cultu_canna

Imagen de perfil de @cultu_canna

También puedes ver

Israel despenaliza la marihuana

Israel rebaja las condenas por el consumo de marihuana. El consumo dejará de ser delito …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Ir a la barra de herramientas