Home / Cultivo / Las 7 claves para cultivar marihuana con discreción

Las 7 claves para cultivar marihuana con discreción

Si estás pensando en iniciarte en el autocultivo de marihuana en interior, es recomendable que tomes ciertas medidas que garanticen la discreción de tu cuarto de cultivo. A pesar de que al parecer la nueva ley de seguridad ciudadana permite el autocultivo en un espacio que no esté a la vista desde la vía pública, es recomendable que desarrolles tus actividades “herbáceas” lo más discretamente posible. Recuerda que la planta de la marihuana tiene un aroma muy característico y penetrante, de modo que, si no quieres que tu cultivo se convierta en la comidilla del barrio, debes tener este factor muy en cuenta. A parte del olor, también existen otros elementos que pueden delatar tu jardín secreto, a continuación te damos las 7 claves para que tus plantas pasen totalmente desapercibidas, sigue leyendo. 

1-Camufla el olor

Como hemos mencionado antes, la planta de la marihuana posee un aroma poderoso y característico que durante la fase de floración se intensifica y, si no tomas medidas, es muy fácil que su fragancia llegue más allá de las paredes de tu cuarto de cultivo. Un factor que debes tener muy en cuenta en este sentido es el tipo de genética que vas a cultivar. No por nada existen algunas variedades como la Cheese o la Critical + 2.0 que pertenecen a la familia de las “Skunk”, que en inglés significa mofeta. Las variedades cannábicas Skunk, poseen un fuerte olor que las caracteriza y que debes tener muy en cuenta. Según sea tu lugar de cultivo (si tienes vecinos pared con pared) quizá deberías pensar en evitar este tipo de genéticas.

Es muy importante que coloques un buen filtro de carbón activo y compruebes periódicamente que está funcionando correctamente para que el aire que sale de tu cuarto de cultivo no huela a marihuana. Debes tener en cuenta que estos filtros tienen un tiempo de vida, si tu cultivo está demasiado cerca de tus vecinos, te recomendamos cambiarlo cada año.

2- Cámbiate la ropa

El penetrante aroma de la marihuana queda impregnado en los tejidos, es recomendable que no salgas a la calle con la misma ropa con la que realizas tus labores en el cultivo. Utiliza guantes de plástico sin talco para las manos, de modo que los olores y la resina no queden pegados en tus manos.

3-Ruido no deseado

Este es un factor que a menudo no se tiene en cuenta pero que puede ser motivo de sospecha. Si llenas tu cuarto de cultivo de aparatos como ventiladores, bombas o sistemas hidráulicos,  debes tener en cuenta que habrá un zumbido constante que, aunque no se trata de un ruido demasiado intenso, su persistencia puede alertar a tus vecinos si las paredes son demasiado finas o se cuela a través de ventanas o puertas. Es por ello que debes considerarlo a la hora de elegir en qué habitación colocarás tu indoor.

Cuando coloques el extractor, ten en cuenta que si lo apoyas en un mueble (mesa, armario, etc), este leve zumbido se filtrará a la estructura del edificio con lo que el ruido se notará más. Te recomendamos que lo cuelgues con gomas, ya que estas amortiguarán la vibración.

4- Mantén una buena relación con los vecinos

Sabemos que no siempre es tarea fácil llevarte bien con las personas que cohabitan en tu mismo edificio o en tu calle. Pero si tienes pensado cultivar en interior, resulta aconsejable establecer una buena relación, o como mínimo cordial, con tus vecinos. La planta de la marihuana todavía está muy estigmatizada socialmente y no todas las personas comparten tu mismo punto de vista sobre ella. De modo que, una relación amistosa es la mejor manera de evitar malentendidos y generar cierto nivel de confianza para que si alguna vez a tus vecinos les molesta el olor o el ruido que pueda provenir de tu cultivo, te lo comenten amistosamente.

5-Sé discreto con tu basura

Si dejas bolsas de basura abiertas y a la vista, esto puede ser el equivalente a poner un cartel luminoso señalizando que tienes un cultivo de marihuana. Botes vacíos de fertilizantes, sacos de plástico vacíos del sustrato e incluso la tierra que tiras cuando terminas el cultivo, pueden levantar sospechas.

6-Localización del cultivo

En muchos casos los cultivadores construyen el cuarto de cultivo o armario en su propia vivienda, esta vendría a ser la práctica más habitual por varios motivos. Uno de ellos es la comodidad de no tener que desplazarse. Además, la cercanía permite un mayor control, en un cultivo indoor (sobre todo cuando se tiene poca experiencia) es importante vigilar habitualmente que todo está correcto, pues un error se paga más caro que en outdoor. En este sentido, si no puedes o no quieres tener el cultivo en tu propia casa y optas por tenerlo en otro espacio, trata de no levantar sospechas.

7-Regla de oro: ¡No se lo cuentes a nadie! 

La primera regla del club de la lucha es no hablar del club de la lucha…Tan sencillo y tan difícil a la vez, ¡Cómo nos pierde el hablar de más! El “no se lo digas a nadie, solo te lo voy a contar a ti…” es el primer paso para que un rumor corra como la pólvora. Si no quieres que nadie sepa que tienes un autocultivo de marihuana, lo mejor que puedes hacer es no contárselo a nadie.

Fuente Dinafem

Sobre Redacción CULTURA CANNÁBICA

Imagen de perfil de Redacción CULTURA CANNÁBICA

Portal informativo y activista sobre la cultura del cannabis por todo el mundo, dedicado a la liberación de la marihuana. Licencia de Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 2.5 de Creative Commons.
redaccion{@}culturacannabica.es

También puedes ver

Original Amnesia: Un episodio de olvido difícil de olvidar

Ha llegado la hora de volver a dedicar un grow report a una verdadera leyenda …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Ir a la barra de herramientas