Home / Actualidad / Wilches: “Estoy a favor de que no se penalice el consumo de drogas”

Wilches: “Estoy a favor de que no se penalice el consumo de drogas”

La guerra contra las drogas no se ganó, el consumo no bajó, al contrario; los costos económicos y de vidas humanas son altos en América Latina. Ya no se debe hacer lo mismo, dice Wilches.

En Colombia se captura a 57,000 personas al año con menos de 250 gramos de droga, lo cual lejos de golpear a los verdaderos traficantes de drogas, llena las cárceles y eleva las cifras que agradan la estadística oficial. Esta es una de las reflexiones de Julián Wilches, mientras dictaba una charla para periodistas de América Latina en el marco de las actividades de la VI Conferencia sobre Drogas, realizada por CONFEDROGAS en Santo Domingo, República Dominicana, la semana pasada.

Sin tapujo alguno, Wilches se muestra a favor de la regulación o despenalización del consumo de drogas y eso no sería sorprendente si no viniera de alguien que fue precisamente el director de Política contra las Drogas de Colombia.

Asegura que de esta manera se impactará los bolsillos de las violentas bandas criminales y el control de las sustancias psicoativas pasará al Estado para que perciba ingresos y aborde el tema ya no desde un punto de vista punitivo sino de salud. La regulación sobre las drogas llegará a Centroamérica porque incluso la misma ONU lo recomienda, dice Wilches en esta entrevista con LA PRENSA GRÁFICA.

¿Por qué esta a favor de la despenalización del consumo de drogas?

El consumo de sustancias psicoactivas (naturales o sintéticas que afectan al sistema nervioso) en general hay muchos países donde ya está despenalizado y tienen varios argumentos. Yo pensaría uno ético en términos del libre desarrollo de la personalidad y la autonomía de las personas para tomar decisiones sobre su propio cuerpo. Otro argumento está basado en la necesidad de tratar a una persona que consume sustancias psicoactivas desde los servicios de salud y no desde los servicios penales. Entonces yo estoy a favor de que no se penalice el consumo de drogas.

¿Era director de Política contra las Drogas con el Gobierno de Colombia y ahora piensa que la lucha contra éstas ha sido un fracaso?

La política de drogas en el mundo tenía como objetivo reducir el consumo y garantizar el acceso de medicamentos elaborados a partir de plantas de las que se puedan producir sustancias ilícitas; ninguno de los dos objetivos se ha cumplido y en cambio para algunas regiones como Latinoamérica los costos han sido altísimos en términos de vidas, costos económicos, desarrollo, institucionalidad. Entonces, yo creo que no es una guerra que se haya ganado y lo que sí se hace necesario es no seguir haciendo lo mismo porque vamos a seguir teniendo los mismos resultados.

¿Qué tanto dinero por droga se mueve hoy?

Naciones Unidas dice que en el mundo el mercado de la cocaína vale unos $180,000 millones al año que es mucho más de lo que pueden invertir los gobiernos para luchar contra ese fenómeno. Mientras que hay unos 18 millones de consumidores en el mundo, hay más o menos unas 900 toneladas de cocaína que se producen en el mundo. Seguimos teniendo el mismo problema del consumo de los individuos que generan un problema de salud pública y seguimos teniendo un problema de criminalidad asociada al mercado de las drogas, porque las organizaciones criminales son violentas para luchar por esas ganancias enormes que deja el narcotráfico. En ese contexto debería uno pensar en otras alternativas. Hemos hecho ya hecho lo mismo en 50 años, talvez pensar en modelos diferentes valdría la pena especialmente para América Latina.

Su trabajo, ¿en qué consistía?

En los últimos 15 años en Colombia se han fumigado más de 2 millones de hectáreas de coca y en esos mismos 15 años solo hemos reducido 4,000 hectáreas; entonces como que no guarda relación. Es una política que hacía el Gobierno cuando yo era director de Políticas de Drogas. Sin embargo, desde ese momento iniciamos un proceso de debate interno en Colombia, de diálogo con la sociedad civil, con la academia para buscar mejores soluciones hacia esa política de drogas. Así empezó este movimiento, se confluyó el interés de la sociedad civil, se inició un proceso de diálogo entre muchas partes.

¿Se llegó a convencer que lo que estaban haciendo no funcionaba para nada y tú eras parte de eso?

Así es, pero eso habla muy bien de un gobierno democrático que es capaz de autocriticarse y de cuestionar si lo que está haciendo es lo mejor que puede hacer.

Al despenalizar el consumo de drogas ¿ya no habría tantos muertos en América?

Lo cierto es que estas organizaciones que luchan por esa plata que genera el negocio son organizaciones violentas, y si les quitamos esas ganancias y el control de eso pasa al Estado, pues estas organizaciones van a quedar desfinanciadas y van a tener menos violencia para luchar.

¿Y disminuiría la cantidad de presos?

Al año en Colombia se captura a 57,000 personas que portaban menos de 250 gramos de pasta básica de cocaína o marihuana. Lo que indica eso es que estamos capturando muchas personas que no impactan en general el narcotráfico, pero sí reportan victorias en términos de cifras de capturas. Pero es como que estamos pedaleando la bicicleta estática. Es decir, hacemos muchos esfuerzos pero no avanzamos.

¿Las autoridades están enfocadas en arrestar consumidores y no en grandes traficantes?

Así es, esa es la tendencia en América Latina y Estados Unidos, de hecho la mayor parte de las personas que están en la cárcel por delitos de drogas son estos eslabones más vulnerables o consumidores que de pronto tenían una dosis superior, o productores. Mientras que los grandes traficantes que en realidad son las estructuras criminales que se dedican también a otras cosas, siguen presentes en la vida de nuestros países.

¿O sea que las autoridades buscan elevar las cifras de capturas para justificar su trabajo?

Claro, es lo que llaman el positivo cuando la meta es capturar gente y hay unos que son más fáciles de capturar y son esos que no están armados y sin capacidad de enfrentar al Estado. Hay unos que están cometiendo actividades ilegales y claro hay que perseguirlos, pero si yo tengo pocas capacidades para perseguir a toda la cadena pues mejor persigo a los más malos, a los que ganan más plata, a los que tienen más armas en lugar de estar persiguiendo a los que cometen delitos no violentos.

¿Cómo es afectada Centroamérica en esta guerra contra las drogas?

Centroamérica es una región de tránsito y no solo de cocaína, sino de drogas de síntesis que pasan a Suramérica, heroína, marihuana, pero también de otras actividades ilegales como el mercado de armas, el fenómeno de la trata de personas, lavado de activos; es decir, es una región que sin ser mayormente consumidora y productora pues se vio en el camino de muchas actividades ilegales por su posición estratégica.

¿Y cómo ve la relación del narco con la política?

Pues con todas esas ganancias que se generan de las economías ilegales como el narcotráfico hay mucha plata y para mantener mi negocio yo tengo dos opciones: o me armo y me lleno de poder de fuego o corrompo a los funcionarios y a las instituciones, porque hace menos ruido lo cual va en detrimento de nuestras democracias.

¿Es una mala política endurecer las penas?

Está comprobadísimo en el mundo que mayores penas no previenen el delito, en cambio sí prevendría el delito que se redujeran las tasas de impunidad. Es decir, la lógica de un delincuente no es que dejo de hacerlo porque me van a meter más años presos, sino que dejo de hacerlo porque me van a coger y lo que tenemos en nuestra región es altísimos niveles de impunidad; entonces subir las penas no sirve de nada, ya las penas son suficientemente altas. Hay países donde tienen más penas delitos de drogas que el homicidio y la violación sexual.

¿Qué le diría a la gente que piensa que al despenalizar el consumo pueda crecer el número de consumidores de drogas?

La evidencia que hay en países que se ha despenalizado las drogas es que no hay un incremento en el consumo, y cuando lo hay es un incremento leve y en cambio decrece el consumo de otras drogas como el alcohol. Sí, es un riesgo que se corre, por eso cualquier decisión que se tome debe ser evaluada, medida y tienen que ser paulatinos los cambios para que no vaya a haber una epidemia de consumo como podría haber, aunque la evidencia dice que no es lo que ocurre. Me parece que esos temores son legítimos y para atender esos temores lo que hay que hacer es tener políticas que se miden y que siempre estén basadas en el individuo y no en la sustancia.

¿Y en Suramérica como ha sido la experiencia?

Casi todos los países en Latinoamérica tienen despenalizado o regulado el consumo de drogas. Hay unos países donde hay incremento de consumo no asociado a la despenalización sino porque ahí pasan las rutas o porque las ciudades cuando crecen tienden a tener mayor consumo. Brasil, Chile y Argentina tienen altos consumos de drogas, la región andina menos, Colombia tiene un consumo alto y Centroamérica tiene un consumo relativamente bajo.

¿Piensa que Centroamérica se sumará a la regulación del consumo de drogas?

Sin duda alguna, porque además es el llamado de Naciones Unidas, de la OEA y es que los consumidores sean abordados como individuos que merecen un tratamiento de salud más que un tratamiento penal.

Fuente Prensa Grafica

Sobre Redacción CULTURA CANNÁBICA

Imagen de perfil de Redacción CULTURA CANNÁBICA
Portal informativo y activista sobre la cultura del cannabis por todo el mundo, dedicado a la liberación de la marihuana. Licencia de Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 2.5 de Creative Commons. redaccion{@}culturacannabica.es

También puedes ver

¿Cuál es el riesgo de mezclar marihuana y alcohol?

El efecto de la marihuana no es el mismo si lo consumimos sólo, que si …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Ir a la barra de herramientas